- -
UPV
 
Preparación de muestras para el microscopio de transmisión
Servicio de Microscopía Electrónica Textos Preparación de muestras para el microscopio de transmisión  ...

Como la imagen que se forma en el TEM depende de que los electrones puedan atravesar la muestra, ésta ha de ser suficientemente delgada para permitirlo. Todas las técnicas de preparación, tanto de muestras materiales como biológicas, persiguen el objetivo de adelgazar o conseguir secciones muy finas del espécimen, menores a 100 nm., afectando al mínimo su estructura original.

Preparación de muestras biológicas para el TEM

En general, la preparación de estas muestras siempre sigue el mismo protocolo básico: fijación química, lavado, deshidratación en series de concentraciones crecientes de alcohol o acetona, inclusión en resina y polimerización. Según el objetivo perseguido, en alguno de estos pasos se incluye una etapa de tinción con metales pesados, tales como el osmio, el wolframio o el uranio. En todo caso, este trabajo lo realiza el usuario en su laboratorio.

La siguiente etapa consiste en obtener cortes muy finos del material polimerizado. Para ello se utiliza un ultramicrotomo que sí está disponible en el Servicio.

Preparación de muestras de materiales en polvo para el TEM

En la preparación de este tipo de muestras sólo hay que diluir una cantidad muy pequeña de muestra en un disolvente orgánico que no la afecte, habitualmente dicloroetano o acetona. También se puede utilizar agua si no hay alternativa. A continuación se busca la máxima dispersión sumergiendo la solución en un baño de ultrasonidos y, al cabo de un tiempo, ya se puede depositar una gota sobre una rejilla filmada con carbono para ser observada directamente una vez se haya secado.

En el Servicio se provee al usuario de todo lo necesario en este proceso.

Preparación de muestras materiales compactas para el TEM

Para este tipo de muestras se sigue un proceso de adelgazamiento en el que es necesario la utilización de varios aparatos. En primer lugar el usuario ha de aportar una muestra que no supere las 200 µm. de grosor. A continuación, el primer paso es cortar un disco de 3 mm. de diámetro con el “Ultrasonic Disk Cutter” pues este es el tamaño de la muestra que se puede introducir en el TEM. El siguiente paso es excavar el disco por ambas caras hasta obtener una zona central de unas 20 µm. con el “Dimpling Grinder”. Una vez conseguido, se introduce este disco en el “Ion Milling” para que sea atacado por ambos lados con sendos haces de iones de argón hasta que estos realizan un pequeño orificio central, alrededor del cual queda una zona suficientemente delgada.


EMAS upv