- -
UPV
 

Bioplásticos activos

El IIAD-UPV lidera un proyecto europeo que analiza el posible impacto positivo del uso de nuevos plásticos en los cultivos agrícolas

[ 15/02/2017 ]
Bioplásticos activos

Un equipo de investigadores del Instituto de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo de la Universitat Politècnica de València (IIAD-UPV) lidera un proyecto europeo que tiene como objetivo el análisis de la utilización en agricultura de nuevos plásticos biodegradables con componentes activos que permitan un crecimiento óptimo de los cultivos y aumenten su competitividad en el mercado.


El proyecto, financiado por Climate-KIC -principal iniciativa a nivel europeo contra el cambio climático- cuenta con la participación, junto a la UPV, de la Universitat de València, Anecoop, Nurel y las asociaciones de agricultores AVA-ASAJA y la Unió de Llauradors i Ramaders.


Los plásticos acolchados convencionales, efectivos, pero negativos para el medio ambiente


Según explican desde el IIAD-UPV, el uso en agricultura de plásticos acolchados convencionales (obtenidos a partir de derivados del petróleo) representa una forma efectiva, aunque poco sostenible, de mejorar el rendimiento de los cultivos en todo el mundo, ya que tienen la capacidad de reducir la evaporación del agua, controlar el crecimiento de malas hierbas y prevenir el contacto directo de los cultivos con el suelo.


No obstante, como apunta Chelo González, investigadora del IIAD-UPV y profesora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural (ETSIAMN-UPV), "su retirada suele ser costosa y encarece el proceso productivo, por lo que, tras su uso, habitualmente son abandonados en el suelo, ejerciendo un impacto negativo tanto sobre el mismo como en cuanto al medio ambiente".


"Además", prosigue González, "no pueden ser reciclados debido a los elevados niveles de contaminantes que contienen. De hecho, una posible solución que podría ser su quema in situ genera un serie de contaminantes aéreos perjudiciales, como pueden ser las dioxinas".


El problema económico


Sin embargo, con la utilización de plásticos acolchados biodegradables obtenidos a partir de materiales de origen natural, muchos de estos inconvenientes pueden evitarse. "Estos bioplásticos", explica la investigadora del IIAD-UPV, "podrían dejarse sobre el suelo sin riesgo de contaminar el medio ambiente y evitando de este modo los costes adicionales de su retirada. En la actualidad, el número de plásticos agrícolas biodegradables de origen natural en el mercado es muy limitado, y sus precios son de 2 a 3 veces superiores a los de los plásticos convencionales. Por ello, existe la necesidad de buscar alternativas sostenibles, tanto desde el punto de vista medioambiental como económico".


Los componentes activos compensarían su mayor precio evitando tratamientos posteriores sobre los cultivos


La solución a este último punto puede venir, tal y como añade González, con la incorporación de componentes activos como antimicrobianos, antifúngicos o fertilizantes, que a su tendrían un valor añadido que compensaría su mayor precio. Así, estos componentes activos serían liberados al medio de forma controlada y evitarían tratamientos posteriores sobre los cultivos, y su consiguiente coste.


Por lo tanto, en el marco del proyecto, los investigadores analizarán las perspectivas, riesgos y oportunidades de la utilización de estos materiales, así como sus posibles funcionalidades adicionales. Para ello, se elaborará una serie de encuestas sobre el uso de plásticos biodegradables que serán enviadas a empresas fabricantes de plásticos para uso agrícola, agricultores y asociaciones de consumidores. Así mismo, se llevarán a cabo también evaluaciones económicas, funcionales y de ciclo de vida.


"Los bioplásticos activos", concluye Chelo González, "podrían redefinir las prácticas agrícolas y el sistema alimentario, ofreciendo un nuevo modelo de agricultura sostenible, no solo mediante la sustitución de los plásticos tradicionales sino como un nuevo enfoque para los tratamientos en campo".


Noticias destacadas


Pequeños Grandes Inventos 2017 Pequeños Grandes Inventos 2017
Una chaqueta inteligente y un exoesqueleto motorizado, ganadores
Medición de polarización Medición de polarización
La UPV, en colaboración con el King's College de Londres, crea "el polarímetro perfecto"
Con un futuro plagado de retos Con un futuro plagado de retos
Francisco Mora y su nuevo equipo rectoral toman posesión de sus cargos al frente de la UPV
Segundo triunfo consecutivo Segundo triunfo consecutivo
La Facultad de Administración y Dirección de Empresas, ganadora del XXVII Trofeo UPV
Movilidad internacional y prácticas Movilidad internacional y prácticas
Más de 200 alumnos de la UPV reciben una beca para enriquecer su currículum
Lenguas electrónicas que detectan el cáncer Lenguas electrónicas que detectan el cáncer
Un nuevo sistema revela la presencia de esta patología de una manera rápida y no invasiva
Ecotrophélia España 2017 Ecotrophélia España 2017
Vake It, un producto apto para veganos elaborado por estudiantes de la UPV, vencedor absoluto
Variedad Hydra Variedad Hydra
El IBMCP, centro mixto UPV-CSIC, descubre un cambio en el genoma que produce tomates sin semillas

EMAS upv