Acciones y eventos: arte en sociedad
Colaboracions y aportaciones

Exposición

ratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletes

Título: LA ORDEN DE TOLEDO, un recorrido vanguardista 1923-1936 (2005-2006)

ratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletesratlletes

 

LA ORDEN DE TOLEDO. Centro Cultural San Clemente, Toledo. Del 2 de diciembre al 7 de enero de 2006.

En 1923, Luís Buñel decide fundar La orden de Toledo fascinado por el "ambiente indefinible de la ciudad de Toledo. De esa Orden formarían parte su circulo de amigos e intelectuales: Salvador Dalí, Pepín Bello, Rafael Alberti, Moreno Villa, los hermanos García Lorca, Mª Teresa León, Pedro Garfias, René Crevel, Pierre Unik...

En sus diferentes visitas, se alejaron de las guías turísticas, proponiendo preceptos entre la tradición y la vanguardia, para establecer nuevos modos de recorrer sus calles, desde la deriva azarosa, a la pérdida nocturna, viviendo experiencias entre la alucinación y la realidad, a la vez que, pese a su iconoclasta, besaban y veneraban el peso mágico y cultural de la que fue ciudad de los mil hombres: ibérica, romana, visigoda, judía, cristiana...

Esta exposición y su publicación recogen documentación de tales acontecimientos y nuevas interpretaciones de sus propuestas, reivindicando su plena vigencia.

Catálogo: LA ORDEN DE TOLEDO. Un recorrido vanguardista 1923-1936. Edita: LCI-Diputación de Toledo, 2005. ISBN: 84-689-2449-0

[Descargar catálogo 86 MB]

orden de toledo folletoorden de toledo folleto 2

orden de toledo expo 01

orden de toledo expo 02

orden de toledo expo 03

orden de toledo expo 04

orden de toledo expo 05

orden de toledo expo 06

orden de toledo expo 07

orden de toledo expo 08

orden de toledo expo 09

orden de toledo expo 10

 

 

ANTI-GUÍA PARA DESCUBRIR TOLEDO*
segúnla Orden de Toledo

 Preceptos de la Orden para el buen conocedor de Toledo:

  • Ir a Toledo con la mayor frecuencia posible.
  • No alojarse en hoteles o fondas de buen talante.
  • Buscar experiencias fuera de las guías turísticas.
  • Perderse en el laberinto de sus calles, acechando la aventura.
  • Besar el suelo y las piedras.
  • Tejer y destejer de pasos entre las grutas profundas del dormido Toledo.
  • Comer casi siempre en tascas y beber vino de uva malvar.
  • Escuchar en plena noche los cantos de las monjas.
  • Pasearse por las calles leyendo en voz alta poesías para que resuenen en las paredes.
  • Andar sobre lo andado, irse volviendo pasos sin sentido, resonancia, eco final de una perdida sombra.
  • Al acabar tu recorrido, unos minutos de recogimiento delante de la estatua yacente del Cardenal Tavera

Si has cumplido estos preceptos estarás en disposición de:

  • Vivir las más inolvidables experiencias.
  • Oír la callada irrealidad de la penumbra toledana.
  • Ver que Toledo es inacabable.
  • Convertirte ágil como una paloma sobre la enconada piedra de Toledo.
  • Sentir el agrietado corazón, donde un río lame y canta la silenciosa noche de las piedras.
  • Volverte aire, silbo de agua para aquellos enjutos pasillos de Toledo.

…, y además serás nombrado Caballero de la Orden de Toledo si has conseguido vagar toda la noche sin irte a dormir, o –por el contrario- si te marchas pronto a la cama sólo tendrás el consuelo de ser nombrado Escudero.

*Anti-Guía realizada por los Andantes de la Desorden de Toledo a partir de las ideas reveladas por los Caballeros de la Orden de Toledo.