Yellow Submarine
Director: George Dunning
Duración: 87'
Estrenada el 17 de Julio de 1968

En pleno auge de la Beatlemanía, los Beatles firmaron un contrato con United Artists para protagonizar tres largometrajes. "A Hard Day's Night" supuso un proyecto innovador y creativo que los miembros del grupo disfrutaron realizando. "Help!" sin embargo, ya fue vista como una excusa para escaparse de vacaciones a los Alpes y las Bermudas. El interés por rodar una tercera película desapareció pronto por completo. Con la intención de dar por zanjado el compromiso con United Artists de una vez por todas, se sugirió un largometraje de animación. El éxito en Estados Unidos de una serie de dibujos animados protagonizada por los Beatles fue determinante a la hora de valorar la viabilidad del proyecto. El hecho de que los Beatles no tuvieran que dedicar mucho tiempo al mismo fue determinante.

Por ello, la participación de los propios Beatles en el proyecto submarino fue más bien escasa. El guión se escribió a partir de una canción ya existente (Yellow Submarine había aparecido en el LP Revolver) y los fab nada tuvieron que ver con su gestación (a diferencia de "Magical Mystery Tour" una película para televisión que los Beatles escribieron, produjeron y dirigieron en su totalidad). No se grabaron nuevas canciones para la banda sonora. Se aprovecharon temas descartados con anterioridad, un par de canciones ya editadas y una excelente partitura de George Martin para la película en la cara B. Los Beatles ni siquiera se molestaron en ponerles voz a sus alter ego animados, quedando para siempre aquel forzado acento que a ninguno parecía agradar.

Yellow Submarine es pese a todo ello una película fresca, original y sorprendente. Pese a que Paul McCartney siempre esperó una película estilo Disney, el equipo de animadores supo captar el momento cumbre de la psicodelia con unos personajes sorprendentes, referencias continuas al pop art y técnicas de animación innovadoras. La estética de la película es particular y única, y difunde a la perfección el mensaje de amor universal pretendido. La música instrumental de George Martin acompaña a la perfección a las canciones de los Beatles, que cantadas por los personajes animados adquieren una nueva dimensión y significado.

El regreso del sumarino amarillo provocará sin duda un éxito mucho mayor del que tuvo en su día. La escasa distribución de la película por las salas británicas, y por extensión del mundo entero, supuso que muchos no pudieran verla. Esta vez, y pese a que en Estados Unidos ya hay previstos pases en la gran pantalla en las principales ciudades, el objetivo es el mercado del vídeo. No pocos fans de los Beatles han estado esperando años para poder adquirir esta película, y los pedidos anticipados de copias en vídeo y DVD en USA se cuentan por miles.


©Copyright 1999 Enrique Cabrera

Los contenidos de estas páginas está protegido por las leyes de la propiedad intelectual y del copyright y no puden por tanto ser reproducidos sin autorización expresa del autor.