Redacción: La Primavera


La Primavera comienza el 21 de Marzo, justo cuando terminan las Fallas (o cuando te comienzas a dar cuenta de las cosas y ves que ya se acabaron las Fallas) y termina el 21 de Junio, el mismo día que comienzan (y acaban) los exámenes finales de Analógica, Diseño y Medios, aún teniendo en cuenta que habrá gente que no comience (ni por consiguiente termine) ninguno de estos exámenes. También habrá alguno que los comience y no los termine, y otros que no acaben de aprobarlos en mucho tiempo.

Total, que durante la Primavera pasan muchas cosas. Las mañanas comienzan frías (con lo cual te abrigas), y durante el resto del día hace ya un calorcito considerable. Luego, a última hora de la tarde, y por la noche, hace frío otra vez, y como ya te habías quitado la ropa (y tu compañero sentimental también), te constipas (y él o ella también). Luego llegan los estornudos, al principio por pasar demasiado tiempo sin demasiada ropa con tu compañero sentimental, que también estornuda, después porque las flores, claro, pobrecitas ellas, también quieren arrejuntamiento, y sueltan su amoroso polen, y así hacen el amor, y nacen más florecitas para el año siguiente, pero el sujeto en cuestión tiene alergia, y odia las flores. Luego bien que se aprovechará de ellas cuando para pedir perdón a su compañero sentimental por ciertos deslices de considerable importancia las utilice, cortadas ya, eso sí, y envueltas en un lacito de celofán para poder conseguir volver a estornudar por la primera de las razones.

En Primavera empiezan a deshelarse las montañas y es mucho más difícil cruzar los ríos. Eso a los castores les da igual, y a los castrados, porque llegue por donde llegue el agua nunca les moja las mariposas revolotean por doquier y el pequeño abejaruco da de comer a sus polluelos.

Susana comienza a bañarse con agua menos caliente, pero no voy a contar cómo me he enterado.

Llega el verano tropical a La Redona: Renacen los mosquitos-elefante, las moscas cojoneras, las ardillas de las columnas, las tortugas que nadan grácilmente por la sopa de pescado, los osos paelleros, hace calor, y sólo te apetece, para almorzar, un poco de cerveza, algo de cerveza y más cerveza... żUna tapita salmonellas con allioli?

Y es que en Primavera todo el mundo se vuelve loco. Se vuelven locas las vacas y se vuelven locos los cocos; se vuelven idos los maridos (ˇgolfos!) y se vuelven locas las queridas (ellas, pobres, se dejan querer); podemos generalizar, sin miedo a equivocarnos, que se vuelven orates todos los primates.

Y se vuelve loco (por ellas, las de culo ancho y boca estrecha) este maldito escribidor.

Axbert Newpty


Sumario
El Abogado del Diablo
Liga Fan-Tam's-Tica de Tam-Tam