Lanzamiento de los satélites IRIDIUM


En la base de la fuerza aérea norteamericana de Vanderberg se levanta la torre Space Launch Complex 2 West. Ahí un cohete Delta II de McDonnell Dounglas listo para el lanzamiento. En su interior cinco satélites de la serie IRIDIUM dispuestos a ocupar su lugar en la constelación de satélites del mismo nombre. Además, otros lanzadores también colaborarán en el proyecto.

El proceso de lanzamiento puede dividirse en cinco etapas: Pre-lanzamiento, lanzamiento, liberación del satélite, early-orbit y fase de ascenso.

Pre-lanzamiento

Después de la fabricación en Huntington Beach, California, la primera etapa del cohete Delta II y el tanque se mandan hasta Pueblo, Colorado, donde se ensambla por fin todo el cohete en la Delta Final Assembly Facility. Embalado en una atmósfera especial con control total del aislamiento la estructura es conducida hasta la Delta Mision Checkout Facility en la Estación Aérea de Cabo Cañaveral en Florida para el testeo de los sistemas antes de mandarlo finalmente a Vandenberg.

Los satélites IRIDIUM son llevados en camión desde el Grupo de Satelites de Comunicación de Motorola en Chandler hasta el lugar de lanzamiento. A los satélites se los llena de combustible, se montan en el cohete. El cohete se lleva a la torre de lanzamiento diez días antes del lanzamiento. Se realizan los chequeos finales y se abastece de combustible al cohete tres días antes del lanzamiento.

Lanzamiento
Vídeo del lanzamiento - 3Mb. Separación de los cohetes secundarios - 1.8 Mb.

Todo el proceso de lanzamiento, desde el despegue hasta la liberación del satélite ocurre en una hora y veinticinco minutos. El motor pricipal del Delta II RS-27 A y seis motores auxiliares funcionan durante sesenta y cuatro segundos durante el despegue. Después, los tres motores auxiliares restantes entran en funcionamiento. La primera etapa se apaga a los doscientos sesenta segundos del despegue. La segunda etapa se enciende y lleva a la carga a su lugar de liberación tres mil quinientos cincuenta segundos, casi una hora, después del lanzamiento.

Liberación de los satélites

El Delta II lleva en su extremo todos los sistemas necesarios para la puesta en órbita de los satélites que lleva consigo. Con la señal de separación unas carga pirotécnicas expulsan al satélites. Hora y media después del lanzamiento ya está el satélite camino de su lugar en el cielo.

Early-Orbit

Cien minutos después de la separación el satélite IRIDIUM pasa el control a la estación de Telemetría, Posicionamiento y Control de Oahu, en Hawai. En este punto los satélites se encuentran separados por apenas unos pocos kilómetros pero continúan separándose a unos seis kilómetros por órbita. Esta primera pasada por Hawai presenta la primera oportunidad de evaluar el buen funcionamiento del satélite tras el lanzamiento. Cualquier anomalía puede ser ahora descubierta, así los analistas pueden analizar el problema y preparar una posible respuesta para el próximo contacto, unos ochenta minutos después. Dos horas después del lanzamiento los paneles solares y la antena principal se despliegan. Cuando en control tierra consideran que el satélite funciona a la perfección se le da la orden de que pase a la fase de ascenso para ocupar su lugar definitivo.

Fase de ascenso

Aproximadamente noventa y seis horas después del lanzamiento comienza la fase de ascenso. Durante esta fase, que dura dos semanas, los satélites son conducidos de su orbita de aparcamiento a la que será su órbita definitiva. Esta órbita es LEO (Low Earth Orbit) circular, de alta inclinación y polar. Cuando el satélite llega a su posición definitiva y se le hace saber el propio software del satélite se encarga de ajustar la órbita del mismo. Ya está el satélite en órbita.

Lanzadores

Lanzar sesenta y seis satélites para construir una constelación tan grande requiere más de un lanzador. Motorola ha decidido distribuir su programa de lanzamiento entre tres vehículos para asegurar el continuo acceso al espacio y reducir el riesgo de demoras.

Los lanzadores elegidos se encuentran entre los más probados del mundo, pero sus diferentes tamaños, capacidad, características de vuelo e interfaces requieren de un muy pensado programa.

Los Rusos

La compañía estatal de ingeniería y construcción aeroespacial "Khrunichev State Research and Production Space Center" proveerá de servicio usando tres cohetes Proton para mandar veintiuno de los sesenta y seis satélites que compondrán la constelación.

El Proton es el más grande los cohetes que se usarán para colocar a los satélites en órbita. Tiene capacidad para transportar siete satélites y colocarlos directamente en una órbita de transferencia circular a quinientos doce kilómetros.

Los lanzamientios comenzarán en 1997 y se harán dese Baikonur, en Kazakhstan.

Los americanos

El primer lanzamiento lo llevó a cabo un Delta II desde Vandenberg. El cohete tiene capacidad para cinco satélites. Se han previsto ocho lanzamiento con cohetes Delta II con lo que colocarían en órbita cuarenta satélites.

Aparte de un nuevo contenedor para cinco satélites el Delta también ha cambiado su fairing por uno fabricado a base de composites. McDonnell Douglas prueba así un nuevo fairing que incrementa el rendimiento del cohete a la par que reduce los costes de manufactura y reduce el tiempo de producción del hardware.

Los chinos

El Long March 2C/SD, construido por la "China Great Wall Industry Corporation", se encargará de poner satélites IRIDIUM en órbita, dos cada vez. El lanzamiento se realizará desde el "Taiyuan Satellite Launch Center". El contenedor de los satélites del Long March ha sido especialmente diseñado para estos satélites.


[ HOME | Sistema | Satélite | Descripción | Cobertura | Lanzamiento | Terminales | Docs ]