Nacionalidad:

Fecha de lanzamiento: 3-Enero-1999 a las 20:21:10 h

Masa: 290 kg

Otros nombres:

MPL

Mars Surveyor '98 Lander

25605

Potencia nominal de salida:200 W

Objetivos científicos:

Sus principales objetivos científicos eran:

Registrar las condiciones metereológicas locales cerca del polo sur marciano, incluyendo temperatura, presión, humedad, vientos, polvo suspendido, ...

Analizar muestras de sustancias volátiles tales como agua y dióxido de carbono.

Recoger imágenes de la región de aterrizaje y alrededores buscando evidencias de cambios climáticos y ciclos de estaciones.

Obtener imágenes multiespectrales del subsuelo para determinar las distintas capas de la corteza y su composición.

Principio de página

Introducción

La Mars Polar Lander fue la segunda operación de desembarco en Marte, prevista para finales de 1999. El primer "Lander" fue lanzado aproximadamente 2 años antes ( la Mars Pathfinder ) y analizó la tierra y el clima marciano.

La misión principal de la Mars Polar Lander (que llevaba como título "Historia y clima en Marte") , como ya hemos nombrado arriba, era buscar señales de agua (o hielo sobre la superficie ), posibles cambios climáticos y vida, e incluso buscar evidencias físicas de ciclos regulares de agua, dióxido de carbono y polvo, aterrizando en uno de los polos de Marte (una área más probable para contener agua helada y posiblemente fósiles, indicios de actividad sísmica, etc..). Recordemos que encontrar fuentes de agua de fácil acceso es un requerimiento imprescindible para una futura exploración humana de Marte. La Mars Polar Lander estaba mucho más avanzada que cualquiera de las sondas anteriores, lo que hacía pensar en el éxito de la misión.

Principio de página

Causas de la pérdida de la Mars Climate Observer

Deep Space 2

En un principio, estaba planeado que se comunicara con la Tierra aprovechándose de la Mars Climate Observer que estaría en órbita alrededor de Marte, pero debido a la irreparable pérdida de esta última, debía usar sus propios sistemas de comunicaciones para contactar con nosotros. Antes de que la Mars Polar Lander llegara a la superficie del planeta, debían hacerlo dos sondas, llamadas Deep Space 2 ("sondas de espacio profundo") y conocidas como "Amundsen and Scott" (por los exploradores del polo Sur de la Tierra), cada una de 3.572 kg.

Mientras la Mars Polar Lander se encontraba en la última etapa de preparación para entrar en la atmósfera de Marte y aterrizar, las dos sondas presumiblemente impactarían contra el suelo del planeta. La función de estas sondas era, una vez impactaran con la superficie marciana, empezar a "taladrarla", e ir enviando información a la Tierra sobre la temperatura, volumen de agua, y otros detalles del planeta a profundidades a las que la Mars Polar Lander no podía acceder.

Esquema de la Mars Polar Lander

Por las causas que posteriormente se expondrán, la sonda no consiguió su objetivo, y como consecuencia de ello ( y en especial de la pérdida de la nave), la reputación de la NASA ha sido dañada de una manera comparable a como lo fue tras el trágico accidente ocurrido en 1986 por el transbordador espacial Challenger, en el cual 7 personas perdieron la vida. Además de esto, las acusaciones y presiones recibidas por la NASA pueden conducirle a la pérdida de una fase entera de las programadas hacia el estudio de Marte, lo que supondría una pérdida de 330 millones de dólares.

En principio, dos fueron los fallos que se achacaron a la pérdida de la Mars Polar Lander: los cohetes diseñados para ir frenando a la nave mientras aterrizaba no trabajaron a tan bajas temperaturas, mientras que un interruptor automático que debía haberlos apagado tras el aterrizaje tampoco hubiera funcionado a tiempo, esto es, que aunque los cohetes trabajaran correctamente, hubieran sido apagados mientras la nave estaba descendiendo, lo que hubiera provocado que chocara violentamente contra la superficie del planeta.

Mars Polar Lander antes de desprenderse el módulo terrestre

Según se confirmó posteriormente, los cohetes ya habían fallado durante los tests que se les realizaron previamente al lanzamiento. Estos tests consistían en provocar en los motores artificialmente las mismas condiciones de temperatura que se esperaba que padecieran en el planeta, y su resultado fue que o bien directamente fallaban o bien se volvían inestables. Pero en lugar de optar por un complejo y caro rediseño de los mismos se optó por cambiar las pruebas del test hasta que los mencionados cohetes las pasaron. La Mars Polar Lander usaba un conjunto de 12 motores para el descenso, que funcionaban mediante hidracina, un líquido que se descompone a gran velocidad produciendo una gran masa de gases calientes. Pero a la hora de la verdad, dichos motores, como anteriormente habían mostrado los primeros tests, no trabajaron correctamente.

De cualquier manera, aunque los cohetes hubieran funcionado, un segundo fallo hubiera condenado igualmente a la nave. Ésta disponía de tres "patas" (que sería la primera parte de la sonda que tomaría tierra) a las cuales habían conectados unos pequeños interruptores diseñados para apagar los cohetes tan pronto como las "patas" tomaran tierra. Pero los tests llevados a cabo desde que sucedió el accidente, han mostrado que dichas "patas" se habrían tan rápidamente que era posible que los interruptores "saltaran", de tal forma que se podían activar cuando la nave aun estaba por el aire. El hecho de que no se detectara este problema en los tests realizados a la sonda en el proceso previo al lanzamiento fue debido a que un equipo se encargó se testear los interruptores de apagado de motores, mientras que otro independiente al primero se encargó de hacer lo mismo de las "patas".

Finalmente el 3 de Diciembre de 1999, unos diez minutos antes de que la Mars Polar Lander aterrizara sobre una región cercana al Polo Sur de Marte, la nave perdió contacto con la tierra y no pudo ser recuperado.

Zona prevista de aterrizaje Explosión ficticia de la Mars Polar Lander

Por su parte, las dos sondas que tenían previsto estudiar las características del planeta a mayores profundidades, tampoco pudieron ser localizadas y se piensa que también ellas quedaron destruidas tras el impacto ( de hecho una de ellas estaba programada para aterrizar al lado de la pared de un cráter, una zona muy peligrosa debido al rocoso terreno).

La conclusión es que como en muchas de las misiones anteriores, no sólo fue un fallo el que produjo la pérdida de la Mars Polar Lander, sino un conjunto de ellos, entre los que se encuentran fallos técnicos al realizar los tests, fallos de juicio al no considerar la opción de rediseñar la nave (aunque supusiera un gran desembolso extra de capital), una pobre orientación en el espacio y por qué no decirlo, mala suerte.

Principio de página

Información de telecomunicación:

Las comunicaciones se iban a llevar en principio, a través de la Mars Climate Observer, pero dado que esta falló, se iban a llevar a cabo a través de un enlace directo en banda X con una de las antenas de 70 m de la Deep Space Network.

Por su parte la Deep Space 2, que acompañaba a la Mars Polar Lander, llevaba que le permitía la transmisión a través de la Mars Global Surveyor hacia las antenas receptoras de la Deep Space Network (DSN). Habría cuatro oportunidades para transmitir a 7 kbps durante los dos primeros días marcianos usando la banda UHF.

Principio de página