- -
UPV
 

Iñaki Berenguer

"Destaqué en Cambridge, el MIT y Columbia gracias, en parte, a la exigencia de la UPV. En España tenemos ingenieros muy buenos y muy bien formados"

[ 10/01/2017 ]
Iñaki Berenguer

Paseando por Manhattan, uno puede encontrarse con él. Aire resuelto, sonrisa de ganador. A sus 40 años, Iñaki Berenguer ha hecho realidad el sueño de muchas personas. Y varias veces. Su última creación, CoverWallet, una herramienta que ayuda a consolidar pólizas de seguros de empresa con un servicio 100% digital, ha recibido más de diez millones de dólares de financiación y cuenta con un equipo de trabajo de 30 personas repartido entre Nueva York y Madrid.


Berenguer, ingeniero de telecomunicaciones por la Universitat Politècnica de València (UPV) y Embajador Emprende Ideas UPV, vendió en septiembre de 2012 Pixable, su primer gran proyecto, por 26'5 millones de dólares.


¿Qué siente una persona cuando consigue hacer realidad su sueño?


(sonríe) -Bueno, en realidad, el sueño como tal no existe. Es decir, no hay un punto único en que digas, lo conseguí. Yo he logrado varios hitos de los que estoy muy orgulloso, completar un doctorado, haber fundado una empresa, hacerla crecer y haber alcanzado el punto en el que alguien más grande viene y la compra por una cantidad que yo aún ni me la creo. pero todavía espero conseguir muchos más importantes. Tengo hitos y objetivos todas las semanas.


¿Acomodarse es un peligro?


-Lo es. Se conocen muchos casos de deportistas de élite que, al cumplir los 30, se acomodan y ya no tienen ilusión ni motivación por continuar siendo mejores, y tienen que buscar otro campo en el que destacar. No obstante, yo creo que en el mundo de la tecnología nunca vas a estar totalmente contento o acomodado, porque cambia mucho más rápido de lo que uno se puede imaginar.


¿Cuál es tu próximo reto?


-La empresa que tengo entre manos. Durante mis veintes, hasta que cumplí treinta y pocos, tuve una vida académica, haciendo mi máster y mi doctorado. Después, fundé dos empresas y ahora estoy con la tercera, a la que le dedico el 120% de mi tiempo. Se llama CoverWallet, es una empresa tecnológica que está intentando reinventar el mundo de los seguros para pymes, y lo hace combinando datos, tecnología, diseño y experiencia de usuario. Ahora somos 30 personas, la mitad de ellos en Nueva York, la otra mitad aquí en España. El equipo de ingeniería lo tengo principalmente aquí en España, donde hay muchísimos ingenieros muy muy bien formados y muy buenos. Llevamos 18 meses y lo que quiero es que esto continúe creciendo hasta no sé cuándo ni dónde, pero que ojalá algún día pudiera salir a bolsa.


¿Cuándo inicias un proyecto dejas de lado los otros, aquellos con lo que ya has triunfado, o les das una cierta continuidad?


-Pixable, que fue la primera empresa que fundé tras graduarme en el MIT, en Boston, me la compraron a los 3 años. A partir de ahí, estuve con ellos una temporada, en el proceso de integración, pero bueno, lo que quería la empresa matriz era quedarse con el equipo y la tecnología y yo ya pasé a una siguiente empresa, que fue Contactive, una empresa de big data. También la hicimos crecer entre muchos ingenieros. Era una plataforma muy innovadora para optimizar llamadas de teléfono. Nos compró una empresa de Boston, estuve 6 meses con ellos ayudando a la integración del equipo y la tecnología y ahora estoy en la siguiente. Yo, cuando me dedico a una cosa, es como cuando estudiaba aquí Teleco, estoy al 120% dedicado a ella, porque es la única forma de que salga algo bien cuando empiezas desde cero. Cuando no tienes experiencia en el sector, nada construido. cuando lo único que tienes es un sueño, o le dedicas todo tu esfuerzo a una cosa muy concreta o nunca vas a tener éxito.


¿Qué recuerdas de la UPV?


(sonríe de nuevo) -Del Poli, lo primero, con mucho cariño, mi época de estudiante aquí, porque son años formativos que te definen como persona, cómo vas a ser el resto de tu vida. Y lo que más recuerdo es la cantidad de horas que estudiaba. Aquí las carreras son muy exigentes. En Teleco estudiaba noches, fines de semana, entre semana. Por suerte, elegí una carrera que a mí me apasionaba y eran unas horas de estudio que disfrutaba. Ojalá hubiera podido estar más con amigos en la piscina en verano, en mayo, en junio, pero cuando empezaba la universidad, estudiaba algo con lo que disfrutaba, pero muchas horas. Lo que más recuerdo es la exigencia que tenía, que después supongo que me ha venido muy bien porque después me he ido a Cambridge a hacer el doctorado, al MIT para hacer mi máster o a Columbia para hacer investigación y allí he destacado, y eso es gracias, en parte, a la exigencia que tenía la carrera aquí de Teleco.


Entonces, con la base de la UPV se puede después triunfar en Cambridge, el MIT...


-Claro que sí. Lo que necesita saber la gente de aquí es que no tienen que ponerse límites. Me lo decía un amigo hace poco, que hay mucha gente en España que se ve como un ave de corral, que tiene alas pero nunca se echa a volar. Lo que tienen que hacer aquí es sentar las bases. Cuando te vas fuera, te das cuenta de que no hay límites. El límite es lo que tú te quieras dedicar a algo, y lo que te quieras esforzar, y los años que estás dispuesto a dedicarle a un objetivo muy concreto. Y claro, por desgracia, hay gente que no se da cuenta de eso porque nunca llegan a ese lugar por pensar que había un límite. Ojalá me escuchen y sepan que los límites se los pone uno mismo.


Y por último, ¿está demasiado lejos España de poder ofrecerte lo que ahora mismo te ofrece Nueva York?


-Yo creo que hay que saber de qué herramientas dispone cada uno en su zona geográfica. Por ejemplo, si estás en Hollywood, para hacer cine está muy bien, para hacer tecnología no. Para hacer tecnología, es mejor Boston, Silicon Valley o Nueva York. O si estás en el mundo de la moda, París o Milán mejor. Lo que tiene que saber uno es de qué talento puede nutrirse en cada zona geográfica. En el siglo XXI, es verdad que estamos en un mundo globalizado y ningún país tiene el monopolio de las ideas, toda la gente dispone de la información a través de internet. Por eso, lo que se necesita es talento para convertir las ideas en empresas, ejecutarlas y hacerlas crecer, tanto en el emprendedurismo como en el mundo académico. A ese respecto, es importante saber que las cosas no se consiguen con un equipo de una sola persona, sino con uno de 10, 15, 20. y si crece con 100 personas. Y saber si en Valencia tienes el talento para hacer cierto tipo de cosas y no otras. Y quien sepa medir el riesgo que uno asume, es el que al final tiene éxito.


Más información
    Noticia UPV TV

Noticias destacadas


CRISPS en biomedicina CRISPS en biomedicina
Lluís Montoliu, pionero en la utilización de cromosomas artificiales en ratones transgénicos, impartirá un seminario en la UPV
Olimpiada de Física Olimpiada de Física
La UPV y la UV forman al equipo valenciano de 7 estudiantes de Bachillerato que participarán en abril en la fase final
Retorno del sentimiento Retorno del sentimiento
La exposición "RDS 5.0" acoge, hasta finales de marzo, 40 obras artesanales realizadas por alumnos de la UPV
Implantes inteligentes Implantes inteligentes
La UPV, la UCM y el CIBER-BBN idean un nuevo sistema para aumentar la efectividad del tratamiento de infecciones y tumores óseos
Historia de la restauración Historia de la restauración
Una obra prologada por Colalucci y con 21 autores recoge toda la intervención llevada a cabo en la Iglesia de San Nicolás
Club de Encuentro Manuel Broseta Club de Encuentro Manuel Broseta
Avelino Corma imparte la conferencia "Tecnologías para cambiar el actual modelo energético" (martes 28, 20 h)
Mural en Berklee Mural en Berklee
Inscríbete del 13 de marzo al 7 de abril en el concurso de intervención mural de la biblioteca del Berklee College of Music
ATSC 3.0 ATSC 3.0
La UPV lleva a cabo en sus instalaciones las primeras pruebas del nuevo estándar de TDT para los Estados Unidos


La UPV en tu mano

EMAS upv