- -
UPV
 

Beca Fulbright

Cristina Crespo, una brillante alumna UPV, cumple su sueño de continuar sus estudios en California-Berkeley

[ 02/09/2019 ]

París, Copenhague y, ahora, California. Cristina Crespo Montañés, estudiante del Máster en Ingeniería Industrial de la Universitat Politècnica de València (UPV), va a vivir el sueño americano. La joven forma parte del grupo de los 21 españoles que, este año, han sido seleccionados para recibir la prestigiosa beca Fulbright, una ayuda que les permite cursar sus estudios de posgrado al otro lado del charco.


Una candidata impecable


Con tan solo 24 años, Cristina tiene un currículum brillante: un 8,9 de nota media en el Grado en Ingeniería Industrial, que también realizó en la UPV, y un altísimo nivel de inglés. De hecho, un requisito indispensable para optar a esta beca es superar la prueba de dominio del idioma TOEFL, en la que Cristina obtuvo la máxima puntuación. Pero eso no es todo. Otro de sus puntos fuertes es su atractivo proyecto sobre energías renovables, relacionado con el Máster de Energía y Recursos que va a estudiar hasta 2021 en la Universidad de California en Berkeley.


"Cuando acabé el grado y recibí la nota media final, pensé que era suficiente para intentarlo", recuerda Cristina. Ahora, tras recibir la beca, asegura sentirse "muy contenta". De hecho, afirma que su única posibilidad de estudiar en Estados Unidos era con la financiación que otorga una beca como la Fulbright: "Cursar estudios de máster en una universidad de este tamaño y reconocimiento es una oportunidad que no tendría de ninguna otra manera".


California, referencia "en cuanto a integración de energías renovables en la red"


Su estancia en Berkeley, así mismo, le abre las puertas a un mercado muy dinámico como es el estadounidense. Además, estudiar en California es un valor añadido, ya que se trata de un estado puntero "en cuanto a integración de energías renovables en la red".


Aunque ya estuvo de intercambio con el programa Erasmus en París y Copenhague, es ahora cuando Cristina siente que va a emigrar de verdad: "Al final, no es lo mismo que irte a Francia o a Dinamarca, que sea territorio europeo facilita muchísimo la tarea". Ahora, la estudiante de la UPV da el salto a vivir en los Estados Unidos con muchas ganas de aprender su cultura y conocer de primera mano su fuerza emprendedora.


Las dos fases del proceso de selección


Presente en más de 160 países, Fulbright es, sin duda, uno de los programas más prestigiosos del mundo. Su proceso de selección de becados consta de dos partes. En primer lugar, hay que enviar una solicitud con la propuesta de proyecto. "Se trata de una parte interesante", apunta Cristina, "porque te hace reflexionar acerca de qué es lo que quieres realmente con esta beca". La propuesta, así mismo, debe incluir una acreditación del nivel de inglés y el expediente académico del solicitante.


Una vez superada esta fase inicial, entre 90 y 100 personas se someten a una serie de entrevistas realizadas por una selección de ex becarios Fulbright en Madrid, durante el mes de mayo. "Se trata de gente que ha estado en tu lugar y sabe perfectamente qué es lo que quiere saber y qué perfiles busca", aclara Cristina. "No es tan solo una voluntad de estudiar en Estados Unidos, sino también una actitud frente al intercambio cultural que se quiere promover desde la Comisión Fulbright, que es el origen de la beca". De hecho, antes de desembarcar en California, Cristina ha viajado a Richmond (Virginia) para hacer un curso de introducción a la cultura americana.


Rechazó la admisión en Stanford


Cuando superas las dos fases, estás dentro... a falta de muchísimos trámites. "De haber sabido todo lo que venía después...", bromea Cristina, "pero vale la pena una vez lo consigues". El papeleo se complica con la petición de entrada y las entrevistas con cada universidad solicitada, además de las numerosas cartas de recomendación necesarias.


"Cuando pedí la beca estaba trabajando en Copenhague, y sacaba un poco de tiempo por las tardes para prepararla. Después, este último año previo, en el primer curso del Máster en Industriales, ha sido un poco frenético tener que combinar exámenes y entrevistas con universidades americanas. Pero bueno, se aguanta", afirma sonriente.


Una de esas cartas de recomendación llegó a la Universidad de Stanford, también en California, y conocida por ser una de las diez mejores universidades del mundo. Pese a ello, Cristina confiesa que, tras recibir un correo de admisión, rechazó la plaza porque allí se ofrecía una formación "mucho más técnica".


El apoyo de la UPV


A pocos días de subirse al avión, Cristina aseguraba estar un poco nerviosa: "Siempre está la idea de si voy a ser capaz, si seré lo suficientemente buena, el nivel académico que te van a exigir...". Sin embargo, siente que, con el apoyo de mucha gente tanto aquí como allí, la transición va a ser "lo más suave posible".


A ello considera que va a contribuir, también, su paso por la UPV: "Su formación es muy multidisciplinar, y sirve para tener bases en diferentes temáticas que me van a hacer falta en el máster holístico que voy a hacer en Berkeley". A su vez, Cristina destaca el apoyo recibido de personal UPV, y en concreto, el de la Oficina de Programas Internacionales de Intercambio (OPII) y David Busquets, subdirector del Departamento de Ingeniería Mecánica y Materiales, y encargado de redactar su carta de recomendación.


Billete de ida y vuelta


En cualquier caso, al menos en principio, Cristina no viaja a Estados Unidos para quedarse, ya que una de las peculiaridades de la beca Fulbright es que, cuando acabe la estancia académica, hay una restricción en el visado especial, J-1, que le impedirá quedarse a trabajar allí durante los dos años siguientes a la beca. De este modo, gracias a la fuerza de la cofinanciación estatal, se pretende evitar una fuga de cerebros y atraer el talento de vuelta a España. Así pues, Cristina volverá, pero posiblemente, con una de las mejores experiencias de su vida en la maleta.


Noticias destacadas


Proyecto Dieper Proyecto Dieper
La UPV participa en el desarrollo de un nuevo motor de bajo consumo y alta eficiencia que reduce más de un 80% la emisión de partículas contaminantes
Actriz... e investigadora clave para las comunicaciones inalámbricas Actriz... e investigadora clave para las comunicaciones inalámbricas
El mural dedicado a Hedy Lamarr pone el broche de oro al proyecto Murales Interactivos Mujeres de Ciencia
Class Central Ranking Class Central Ranking
Tres MOOC de la UPV -Basic Spanish 2: One Step Further, Excel: Fundamentos y herramientas, e Introducción a la inversión bursátil-, entre los 100 mejores del mundo
150.000 € del Consejo Europeo de Investigación 150.000 € del Consejo Europeo de Investigación
José Capmany obtiene una ayuda que permitirá a la UPV lanzar una spin off para comercializar chips fotónicos programables
Rescate en Totalán Rescate en Totalán
Los ingenieros de caminos: "Hicimos en 12 días lo que, en condiciones normales, habría costado 5 o 6 meses"
QS GER QS GER
La UPV, entre las 250 universidades con mayor empleabilidad del mundo y 33ª en acuerdos con empresas

EMAS upv