ESTRATIGRAFÍA DEL TRIÁSICO


 

En la Comunidad Valenciana se pueden encontrar dos facies bien diferenciadas, la germánica o continental, extendida en prácticamente en todo el territorio, y la alpina, o marina. Esta última (mayoritariamente carbonatada) está representada únicamente en el área más meridional, concretamente en las sierras de Orihuela y Callosa de Segura. 

Las tres divisiones del Triásico en facies germánica son:

 

Asociadas casi siempre a los afloramientos de materiales del Keuper, aparecen enclaves de rocas efusivas, relacionadas con estructuras profundas, y que se corresponden a un volcanismo alcalino coincidentes con las principales fases de deformación tectónica. En la mayoría de casos, se trata de rocas subvolcánicas conocidas como ofitas*. Destacar algunos afloramientos, como los de Quesa, Montanejos, Altura (en el ámbito ibérico)  y el de la Isla de Tabarca (prebético alicantino). 

Debido a las características litológicas netamente distintas de cada una de estas divisiones, sus afloramientos son también diferentes. Así, los materiales plásticos del Keuper aparece de forma extrusiva, despegado de su posición original, y en la base de los mantos de corrimiento. Las dolomías del Muschelkalk acompañan en ocasiones al Keuper en sus movimientos; es frecuente encontrarlas formando escamas intercaladas en el Keuper, con series repetidas, lo que dificulta enormemente su estudio.

La definición de las unidades litoestratigráficas para los dos primeros las ha realizado López-Gómez para el sector ibérico. Este autor ha diferenciado cinco formaciones para el Buntsandstein y tres para el Muschelkalk. La estructuración clásica del Keuper en cinco formaciones se debe a los trabajos de F. Ortí en 1974. Para consultar las denominaciones y descripciones de las formaciones estratigráficas del Triásico, pinchar aquí.

 

Paleontología

Geología Comunidad Valenciana

Glosario