ESTRATIGRAFÍA DEL JURÁSICO


 

En la Comunidad Valenciana, al igual que en el resto de España y Europa, el Jurásico es un sistema eminentemente marino, en general de poca profundidad. La litología no es muy variada, se reduce casi exclusiva­mente a calizas –desde estratos delgados hasta masivas– y margas. Son escasas las facies continentales; tan sólo al principio y hacia el final del periodo, donde aparece una facies lacustre (la facies Pürbeck), quedando el Jurásico como un ciclo geológico completo.

Los materiales jurásicos afloran extensamente en la porción central de la Comunidad Valenciana, NW de la provincia de Valencia y SW de la de Castellón, así como en numerosos sectores del Maestrat. Más escasamente aflora en el Prebético (Sierra de Mariola, La Safor,…). 

Las características litoestratigráficas del Jurásico se pueden considerar bastante homogéneas en la Comunidad. El gran ciclo sedimentario jurásico se caracteriza por una transgresión* de un mar cálido poco profundo (siempre inferior a los 100 metros) que ocupa gran parte del territorio durante prácticamente todo el periodo, dando lugar a calizas y margas de modo generalizado. Tan solo a finales del período, como consecuencia de una reactivación de bloques, el mar se retira temporalmente, apareciendo los materiales transgresivos terrígenos de la anteriormente citada facies Pürbeck.

Aún presentando unas características litoestratigráficas homogéneas, es en el denominado sector ibérico suroccidental donde más se ha estudiado este período y donde J.J. Gómez  ha definido, con carácter formal, una serie de formaciones, habiéndose determinado la existencia de otras, ya consideradas en otros lugares de la Cordillera Ibérica. En total, son diez formaciones para el Jurásico, cuatro de las cuales tienen su corte tipo en la provincia de Valencia; para consultar sus denominaciones y descripciones, pinchar aquí.

 

Paleontología

Geología Comunidad Valenciana

Glosario