Modelos Amiga
Página principal

Amiga 1000


Este fue el primer modelo que se presentó en el mercado de la serie Amiga. Aunque este no fue diseñado por la compañía que produciría el resto de modelos (ver historial), sirvió de fiel baluarte de lo que estaba por venir.
Este modelo no tenía sistema operativo en ROM, sino que se tenía que cargar por la disquetera a memoria. La versión del SO era la 1.2.
Por memoria tenía 256K, no ampliables en placa; aunque posteriormente se sacaron ampliaciones para él. Su corazón era un 68000 de Motorola (como no) corriendo a 7,14MHz.
Ya por aquel entonces poseía el set OCS, que permitía obtener hasta 4096, cantidad nada despreciable para aquella época (1985) donde los PCs no tenían mucho más de 256 colores.
La disquetera que acompaba al ordenador era de baja densidad, que en el caso Amiga es capaz de almacenar hasta 880K de modo convencional.
Poseía a su vez puertos paralelo (Centronics) y serie (RS-232), 2 conectores de ratón/joystick, así como salídas de vídeo y de audio. Uno de los slots de ampliación que poseía es el que se considera como Zorro I y permitía el acceso a las líneas del sistema para dejar vía libre a futuras ampliaciones. Asimismo presenta otro slot en la parte frontal a través del cual se podía proceder a la ampliación de memoria.
En resumen, una muy buena máquina para la época que enamoró a muchos (de los cuales si no todos, la grán mayoría se pasaron al A500) y que habrio la puerta a toda la familia Amiga.