LA TORRE


La torre de telecomunicaciones, principal elemento de la Ciudad de las Ciencias, ampliará y mejorará los servicios de telecomunicaciones que actualmente se prestan en el área metropolitana de Valencia, en la que viven cerca de un millón y medio de personas.

Vacico ha encargado a la Escuela Técnica Superior de Ingenieria de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia un estudio sobre las posibilidades de todo el complejo, y singularmente la torre. Según el trabajo de la Politécnica la torre ofrecerá espacio para la instalación de todos los servicios de radiocomunicaciones, tanto fijos como móviles, en las bandas de TV y FM, y los nuevos servicios, de banda ancha.

En él se destacan las ventajas de esta obra frente a otras torres similares, como el hecho de tener más metros cuadrados en plataformas para instalar nuevos servicios, o el carácter mixto del edificio, que albergará junto a las antenas espacios para oficinas y empresas de servicios.

El departamento de comunicaciones estuvo trabajando en este proyecto desde junio de 1994, con una media de 20 personas, que incluye contratados sólo para este proyecto, profesores y alumnos con estudios detallados.

La coordinación corría a cargo del director de la Etsit, Miguel Ferrando, quien resume la utilidad de la torre como "un satélite bajito, dentro de la ciudad y para uso exclusivo del área metropolitana".

La torre tiene tres partes diferenciadas:
El zócalo es la base sobre la que se asienta el edificio y el elemento de transición entre éste y el entorno de la Ciudad de las Ciencias. El fuste o patas está compuesto por tres torres gemelas (comparables al edificio Torre-Picasso de Madrid) de 170 metros de altura, de estructura de vidrio y acero, dispuestas por separado alrededor de un eje central y que constituyen el soporte de la aguja. Estos edificios serán destinados a servicios, en su mayoría oficinas y centros de control de los servicios de telecomunicaciones de la torre, y dispondrán de la más alta tecnología.

El tercer elemento y el que justifica toda la obra, es la aguja, de 263 metros de altura, que se divide en tres zonas, según su destino. La parte inferior contendrá las instalaciones generales y determinados equipos de radiocomunicaciones, mientras la parte intermedia, hasta los 186 metros, tendrá un mirador, un restaurante giratorio y la zona de mantenimiento, así como el acceso al resto de la aguja y a las patas de la torre.

La parte superior de la aguja está destinada exclusivamente a telecomunicaciones y se divide en dos zonas. La inferior, entre las cotas 186 y 267 metros, estará constituida por 19 plataformas de 4'78 metros de altura, de planta circular y estructura de acero, ancladas sobre una estructura cilíndrica de acero en el centro, de 7'5 metros de diámetro con ascensor y escaleras. Estas plataformas permitirán ubicar equipos de transmisión/recepción y antenas parabólicas para radioenlaces.

Según el ingeniero de proyectos de la torre del departamento de Comunicaciones, Enric Grosche, "la colocación de los equipos transmisores en las plataformas, justo debajo de las antenas, es una importante ventaja, al reducirse la longitud de las líneas de transmisión entre unos y otros y ganar con ello en eficacia".

Servicios de la Torre:

La torre se hará idéntica a la de Collserola (Barcelona) en cuanto a prestación de servicios, ya que su composición es parecida. El efecto más visible de la utilidad de la torre para los ciudadanos será, sin duda, la mejora en la recepción de la señal televisiva, que hoy depende de varias antenas y que no es uniforme en toda el área metropolitana de Valencia.

También solucionará la torre el problema de difusión que tienen las emisoras de FM, con centros emisores dispersos en el entorno de la ciudad.

El departamento de comunicaciones de la Politécnica ha realizado estudios comparativos en los que las mediciones demuestran una sustancial mejora de la cobertura desde la torre, tanto en señal de televisión como de FM. La idea es que la torre dé servicio de forma global para todas las emisoras de televisión y radios presentes y futuras.

Otro problema que solucionará la torre será el de las comunicaciones móviles, para las que actualmente hay tantas frecuencias asignadas como emisoras "piratas". Muchos equipos de transmisión de empresas privadas, como radiomensajes, y de emegencia, como bomberos, que se instalan en áticos para sus comunicaciones móviles y que sufren, además, las interferencias de las no legalizadas. Se pretende que la torre reordene el espectro como punto más alto de la ciudad, por lo que el departamento ya ha mantenido contactos con la Dirección General de Telecomunicaciones.

Además, la torre actuará como centro intermodal de la red de radioenlaces fijos de protección civil, ya que tiene visibilidad directa con los seis puntos altos de la red en la provincia de Valencia y con algunos de los nueve de las provincias de Alicante y Castellón.

Las nuevas instalaciones podrán conectarse al resto de redes de banda ancha (las llamadas autopistas de la información) y complementará a las redes de fibra óptica, que no será rentable extender en los barios periféricos y en zonas alejadas del núcleo urbano.

La estética de la torre de telecomunicaciones ha sido cuidada muy especialmente en el proyecto, ya que lo que algunos denominan ya como el pirulí o el cohete será un elemento urbano característico de la ciudad. Por ello, el proyecto incorpora la novedad de un revestimiento para la aguja que ocultará las antenas, plataformas y demás equipos de telecomunicaciones, de forma que lo que se observará desde el exterior será una larga superficie uniforme y blanca de 263 metros de altura. El revestimiento recibe la denominación técnica de radomo, y deberá ser transparente a las ondas electromagnéticas, por lo que esta condición será la primera a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de materiales y estructuras que se utilizarán para construirlo.

El radomo tendrá una extensión de 8.000 metros cuadrados y constituye una novedad respecto al resto de las torres del mundo, ya que sólo ha sido implantado en la torre de Telefónica en Montjuic (Barcelona), también diseñada por Santiago Calatrava. El material que compone este revestimiento es el mismo que se utiliza en los monocascos de los coches de Fórmula 1, palas de helicópteros, cascos de barcos y estabilizadores de aviones.


PARAMETROS MAS SIGNIFICATIVOS DE LOS LOTES 1, 2 Y 3 DE

LA CIUDAD DE LAS CIENCIAS Y LA TECNOLOGIA DE VALENCIA

TORRE DE TELECOMUNICACIONES (en metros cuadrados)

ALTURAS MAS RELEVANTES DE LA TORRE
Altura fuste162 m
Altura aguja263 m
Altura total torre382 m
ESPACIOS INTERIORES
Espacio útil para telecomunicaciones4.140
Oficinas8.242
Centro de reuniones1.439
Espacio técnico-comercial749
Espacio instalaciones3.648
ESPACIOS URBANIZACION
Plazas5.983
Paseos5.199
Galería de Pirámides1.302
Estanque3.156
SUPERFICIES POR ZONAS O ELEMENTOS DEL EDIFICIO 1. ZOCALO
NIVEL -13'05 m
Centro de reuniones1.439
Zona de servicios técnicos3.648
NIVEL -7'00 m
Plaza circular de acceso a la torre1.439
Estanque triangular3.439
Gran plaza4.544
Galería Pirámides1.302
Paseo1.343
NIVEL 0'00 m
Paseo3.856
2, FUSTE (edificios de oficinas)
Total superficie construida de las tres patas5.806
Superficie constatada máxima por planta y pata198
Total superficie útil de las tres patas13.489
Total superficie útil de oficinas y zona técnica9.612
Superficie útil máxima por planta y pata170
3, AGUJA: antena de telecomunicaciones
Superficie total construida aguja5.806
Superficie constatada máxima por planta198
Superficie útil para telecomunicaciones4.140
Superficie útil total para la aguja5.061
SUPERFICIE TOTAL CONSTRUIDA TORRE36.237
SUPERFICIE URBANIZACION16.385

Página principal